written by
Jeroen Boon

La receta para la transición energética neerlandesa: participación ciudadana y datos abiertos

6 min read , April 8, 2020

Durante mucho tiempo, los Países Bajos fueron considerados pioneros en política climática. Hoy, queda mucho trabajo por hacer para convertir las ambiciones en acciones y dirigir la proliferación de iniciativas. Pero la ayuda está en camino: Futureproofed está abriendo una oficina en los Países Bajos para dar un impulso a las ciudades y municipios holandeses. 💪 La receta: más participación ciudadana y uso inteligente de los datos abiertos.

El pionero climático pierde su brillo

Comencemos con las buenas noticias. Las emisiones de gases de efecto invernadero en los Países Bajos están disminuyendo. En 2018, esas emisiones fueron un 15 por ciento más bajas que en 1990. Pero deberían bajar más rápido. Mucho más rápido. En los próximos diez años, necesitamos reducir las emisiones el doble que en los últimos treinta años. En este sentido, es crucial el suministro de energía: alejarse del gas y el carbón, y dirigirse hacia las energías renovables a gran escala.

Las ambiciones holandesas son claras: en 2030 dos tercios de la electricidad deben provenir de fuentes renovables. Los Países Bajos también tienen una Ley climática (vinculante) que tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los Países Bajos en un 95% para 2050 en comparación con 1990. Para lograr este objetivo, se han fijado metas intermedias: reducción del 49% de gases de efecto invermandero para 2030 y completa producción de energía neutral al clima para 2050.

El acuerdo climático ofrece objetivos claros, pero existe una brecha entre las ambiciones y la implementación.

Atención a la distancia

Pero parece haber una brecha entre las ambiciones y la implementación, advierte la Oficina de Análisis de Política Económica de los Países Bajos (NL). Tampoco se alcanzarán varios objetivos para 2020, como el objetivo de Urgenda (NL) impuesto por el tribunal (reducción del 25 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero) y dos objetivos del Acuerdo de Energía: el 14 por ciento de la energía renovable y el ahorro de energía de 100 petajulios.

Gracias al monitor de emisiones de Urgenda, los holandeses pueden vigilar de cerca cómo crece la brecha entre ambiciones y logros. ¿Cómo re-encauzar los planes? Según nuestra experiencia con más de 10o ciudades y municipios europeos, vemos dos principios clave.

Lección 1

La transición energética pasará con los ciudadanos, o nunca.
Give citizens ownership of the transition process, and it will move forward.

Puede llamarse un cliché, pero hay algo de verdad en ello: los holandeses dicen lo que piensan con franqueza. Quieren opinar sobre la toma de decisiones y exigen un lugar en la mesa. Tienen razón, porque después de todo, se trata de su futuro. 🙌

Además, cada vez es más claro que el entusiasmo, la participación y la creatividad de los ciudadanos determinarán en última instancia si la transición energética tiene éxito. Una lección que aprendimos al guiar a las autoridades locales a través del proceso: los ciudadanos disfrutan de la transición tan pronto como sienten que pueden desempeñar un papel clave. Esto a menudo está fuera de la visión tradicional. Quienes diseñan políticas generalmente se centran en los resultados, más que en los ciudadanos.

¿Cómo podríamos hacer las cosas de forma diferente?

Internet y el software inteligente ofrecen oportunidades para transformar la toma de decisiones en un proceso conjunto, abierto y participativo. Hoy en día, los gobiernos pueden reunir aportes de los ciudadanos a gran escala, aumentando la confianza y enriqueciendo el proceso de toma de decisiones. A través de una plataforma como FutureproofedCities, los ciudadanos no solo pueden estar informados, sino también participar. De ciudades inteligentes a ciudadanos inteligentes. 🧠

La transparencia sobre los datos garantiza que todos sepan dónde estamos parados y cómo proceder. Si adoptamos un enfoque inteligente para esto, los residentes pensarán y participarán.

¿No está toda esa participación frenando la transición indefinidamente? No, en absoluto, como defiende la experta administrativa de la Universidad de Tilburg, Eva Wolf, en su ensayo y podcast (NL). Un debate más democrático y resistencia local más bien acercarán la transición energética holandesa.👌

Esto es también un desafío social

A veces puede tener la idea de que la transición energética no es más que una operación técnica a gran escala. Pero definitivamente es un desafío social también. Porque si necesita hacerlo junto con los ciudadanos, queremos decir que debe hacerlo con todos los ciudadanos. La amplia participación de todos los sectores de la población (y no solo de la clase media blanca consciente y rica) es una condición previa para el éxito.

¿Como hacer eso? En vecindarios vulnerables, la transición energética requiere apoyo adicional y un enfoque a medida. De esta manera, la transición puede convertirse en un volante para el desarrollo del distrito en un sentido amplio: las personas pueden participar y beneficiarse, y la transición al calor sostenible crea nuevas oportunidades para la participación, la educación, el empleo y los ingresos. ¿Se pregunta cómo la ciudad de Gante, Bélgica promovió esto? (NL).

Lección 2

Los datos abiertos deben liderar
La herramienta Futureproofed brinda claridad en medio de la jungla de números.

El número de iniciativas climáticas locales y supra-locales en los Países Bajos es enorme. También lo es la cantidad de institutos que recopilan datos. El resultado: un laberinto de datos en el que el ciudadano promedio no puede encontrar su camino. No del todo transparente. 🤯

El mayor desafío en los Países Bajos es dar dirección al conjunto, mantener una visión clara de los resultados y aprender unos de otros. La receta holandesa necesita, por así decirlo, algo de maicena. 👨‍🍳

Y ahí es exactamente donde FutureproofedCities puede marcar la diferencia en los Países Bajos. Con nuestra herramienta en línea, las ciudades y provincias pueden desarrollar, monitorear y enfocar conjuntamente todas las medidas sostenibles dentro del marco de la estrategia energética local y regional. Además, pueden compartir sus propias experiencias o inspirarse en otros. Al mismo tiempo, ofrece la oportunidad de involucrar a cooperativas energéticas, ciudadanos y empresas.

El monitoreo se basa en datos nacionales (por ejemplo, monitor de clima, atlas de calor, modelo ETM) y permite a los municipios tomar decisiones bien consideradas. De esta manera, la sobrecarga de flujos de datos se puede hacer accesible de manera transparente. Y la toma de decisiones basada en datos en tiempo real está un paso más cerca.

Del plan a la acción

Y ahora: ¡del plan a la acción!

Los desafíos de los Países Bajos no son únicos. En toda Europa, los gobiernos luchan por establecer prioridades, monitorear y gestionar el progreso, involucrar a las empresas y los ciudadanos e integrar el aspecto de la justicia social en la transición. Muy a menudo, el motor chisporrotea entre el plan y la acción.

Sin embargo, los gobiernos todavía a menudo intentan resolver estos problemas por su cuenta. De esta manera, corremos el riesgo de perder un tiempo valioso que no tenemos en absoluto. Al compartir soluciones e ideas, podemos acelerar la transición que tanto necesitamos. Y antes de que te des cuenta, el pionero del clima de los Países Bajos puede estar una vez más a la vanguardia.

☀️FutureproofedCities facilita establecer prioridades, focalisar y monitorear acciones climáticas concretas. ¿Aún no es usuario?Descargue nuestra guía de la herramienta gratuitamente para descrubrir la plataforma.

¿Le ha gustado este artículo? Regístrese para recibir una dosis mensual de inspiración:

Subscribe for articles, tips, stories, and inspiration by our Futureproofed team, delivered straight to your inbox — once a month.
Sign up for our newsletter